fbpx

Como elegir a tu futura mascota

Elegir una mascota no es un juego…

A continuación damos una serie de recomendaciones útiles para considerar al momento de decidir si te conviene o no un determinado perro.

¿Estás tú y tu familia preparados para la responsabilidad?

Si estás considerando integrar a un perro a tu familia, ten en cuenta que no se trata de adquirir un objeto decorativo. Antes de nada tienes que estar completamente convencido de que quieres tenerlo y tienes que aceptar todas las consecuencias. Tener un perro es una responsabilidad y al mismo tiempo una gratificación que dura toda la vida del perro.

¿Por cuántos años te harás cargo de él?

Pensar en el tiempo de nuestra vida que queremos compartir con nuestra mascota, constituye la elección de mayor responsabilidad. Una raza pequeña puede vivir hasta 20 años mientras las razas gigantes no suelen superar los 12. Pero de todas formas siempre hay que prever una época larga y saber anticipar tu futuro y el papel que tendrá tu nueva mascota en tu vida.

¿Qué tamaño de perro prefieres? ¿Tienes bastante espacio para él?

Los perros necesitan un espacio mínimo para desarrollar su actividad vital. Lo primero que debemos tener en cuenta es el sitio donde va a vivir nuestro nuevo amigo.

Si vives en un piso pequeño te vendría mejor un perro pequeño, mientras que si vives en un chalet con jardín puedes considerar una raza más grande.

Normalmente, cuando se adquiere un perro suele ser un cachorro, y por lo tanto tienen todavía un tamaño reducido que nada tendrá que ver con su tamaño de adulto. Por lo tanto, es importante informarse de la evolución del tamaño del animal en cuestión para saber si te puedes hacer cargo de él más adelante.

¿Cuánto tiempo tienes disponible para dedicarle?

Todos los animales son independientes en su hábitat natural y no necesitan ayuda de nadie para vivir en él. Pero en casa ya no tiene esta independencia y le tenemos que atender. Así que hay que pasearles, dependiendo de la raza es el tiempo que requiera para pasear, y darles de comer entre otras cosas.

Nunca debemos olvidar que dependen de nuestra dedicación para poder vivir, por lo que tenemos que ser responsables.

Recuerda que en el caso de estar decidido en tener una mascota lo siguiente, Cuidarle, Prestarle mucha atención, Demuéstrale que le quieres, Juega con él, Pasa el mayor tiempo que puedas a su lado.

¿Qué relación esperas obtener con tu mascota?

No siempre es fácil dar con la mascota adecuada para cada persona. En función del carácter, algunos animales presentan un comportamiento que puede resultar incómodo.

Por ejemplo un perro puede resultar cariñoso, apacible o nervioso, o una combinación de las tres cosas, según la raza o su personalidad. El carácter de nuestra mascota es un aspecto fundamental para una buena convivencia. Busca un perro compatible con tu personalidad.

Recuerda considerar si es compatible con tu estilo de vida, si vives en Chalet o casa de campo puedes escoger un perro grande como el rottweiler, pastor alemán (que por cierto está considerado el tercer perro más inteligente), dobberman…

Por otro lado si tienes niños: una raza tranquila y amante de los juegos como el terranova o el bobtail, Shih tzu (de infinita paciencia), Bulldog Ingles, etc…
Si vives en un piso en la ciudad: lo mejor es una raza pequeña como el cocker, teckel, o los terriers, maltes también es muy recomendable.

Si quieres un amigo afectuoso y alegre: razas enanas como el caniche enano, chihuahua o Schnauzer miniatura, son todos muy mimosos.

Y sobre todo, muy importante disfrutar de su compañía!!